Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informaciónn estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Además de hacer más rápida la navegación evitando que determinados apartados se carguen de nuevo con forme el usuario interactúa con ellos. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Cerrar aviso
Contacto

HONGO REISHI 100X100 EN 90CAPS DE 500MG

Salud > Sistema Inmunitario
Volver
HONGO REISHI 100X100 EN 90CAPS DE 500MG
HONGO REISHI 100X100 EN 90CAPS DE 500MG
8,99 € Añadir al carrito

HONGO REISHI 100X100 EN 90CAPS DE 500MG

Marca: sotya
EAN: 8427483206002

DESCRIPCIÓN

El Reishi (Ganoderma lucidum) es un hongo de origen oriental conocido desde la antigüedad por sus características saludables. Tiene forma de sombrero pardo-rojizo y la parte utilizada son los cuerpos fructíferos.

El Reishi es antialérgico porque contiene unas sustancias (triterpenos, ácido oleico y polipéptidos) de estructura similar a las inmunoglobulinas (moduladoras del sistema inmunológico) Contiene beta-glucanos, con actividad similar a los esteroides pero sin efectos secundarios, residiendo en este compuesto su poder antiinflamatorio.

El Reishi es beneficioso en enfermedades degenerativas (distrofia muscular, atrofias) porque contiene adenosina y uridina, componentes de los ácidos nucleicos, esenciales para el desarrollo y funcionamiento celular. Su efecto tonificante sobre el sistema cardiovascular reside en su capacidad para reducir el nivel de colesterol y la tensión arterial. Ayuda a reducir la acumulación de ácidos grasos y transaminasas en el hígado, protegiéndolo.



Recomendado para:
Útil en casos de fatiga crónica y siempre que necesitemos aumentar el sistema inmunológico.
Recomendado tradicionalmente para los problemas de la "mente" como el insomnio, la ansiedad y el estrés.
Actúa de forma similar a la insulina, inhibe la síntesis de glucosa y facilita su entrada en las células, reduciendo los niveles de glucosa en sangre.
Equilibra la tensión arterial elevada.
Previene las enfermedades cardiovasculares.
Normaliza las tasas de colesterol y otros tipos de grasas.
Activa las autodefensas propias y originales del cuerpo.