Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informaciónn estadística sobre sus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés. Además de hacer más rápida la navegación evitando que determinados apartados se carguen de nuevo con forme el usuario interactúa con ellos. Si sigue navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Cerrar aviso
Contacto

LECHE SOLAR FACIAL SPF 30 BIOSOLIS

Cosmética > Soláres
Volver
LECHE SOLAR FACIAL SPF 30 BIOSOLIS
LECHE SOLAR FACIAL SPF 30 BIOSOLIS
22,95 € Añadir al carrito

LECHE SOLAR FACIAL SPF 30 BIOSOLIS

Marca: BIOSOLIS
EAN: 5425001841851

Categorías:

DESCRIPCIÓN

Leche solar corporal y facial Bio Solis:

Factor de protección 30 (alta).
Eficaz durente todo el día.
Rica en Aloe vera
Resistente al agua.
Sin nanopartículas.
No testado en animales.
Modo de empleo: Aplicar generosamente sobre todas las partes del cuerpo y repetir aplicación con regularidad, especialmente si ha permanecido en el agua un tiempo prolongado. Evitar el contacto con los ojos. No rociar sobre la ropa. Mantener fuera del alcance de los niños. Recomendada para pieles acostumbradas al sol.

Contiene 100 ml de leche solar.
Producto ecológico certificado con el sello EcoCert.

Ingredientes:
Aloe Barbadensis gel*, Dicaprylyl Carbonate, Titanium Dioxide, Zinc Oxide, Propanediol, Polyglyceryl-2 Dipolyhydroxystearate, Pongamia glabra
(Karanja) Seed Oil*, Coconut Alkanes, Polyglyceryl-3 Diisostearate, Sodium Chloride, Brassica Campestris ( Rapeseed ) Oil*, Daucus Carota Sativa
(Carrot)Root* Extract/Helianthus Annuus (Sunflower)Seed Oil*, Polyhydroxystearic Acid, Stearic Acid, Aluminum hydroxyde, Potassium Sorbate,
Sodium Benzoate, Coco-Caprylate/Caprate, Stearic Acid, Alumina, Parfum Lactic Acid, Tocopherol.

*Ingredientes de cultivo ecológico.

Filtros minerales:

Los productos Bio Solis ofrecen una protección solar a base de filtros naturales sin nanopartículas, que se depositan en la superficie de la piel y reflejan los rayos solares UV actuando como un espejo, de modo que su acción es instantánea y muy duradera. Además, son una alternativa excelente, saludable y respetuosa con el medio ante los tradicionales filtros químicos que poseen normalmente las cremas solares, compuestas por nanopartículas de dióxido de titanio y óxido de zinc, que bloquean los rayos ultravioletas pero también pueden provocar daños genéticos en el ADN a través de la piel e incluso, a largo plazo, provocar cáncer.